fbpx

22-28 noviembre 2021: Semana Internacional de la Prueba

Del 22 al 28 de noviembre de 2021, es la Semana Internacional de la Prueba. VIH, hepatitis B y C, infecciones de transmisión sexual e incluso algunos cánceres: ¡hazte la prueba! Coalition PLUS y sus asociaciones miembros y socios se están movilizando para ayudarte a hacerla!

Semana Internacional de la Prueba del VIH: ¡una movilización mundial!

Para recordar a la gente la importancia de hacerse las pruebas, por su propia salud y la de los demás, Coalition PLUS y sus organizaciones miembros y socios organizan la Semana Internacional de la Prueba. Por segundo año consecutivo, proponemos acciones adecuadas a los contextos sanitarios nacionales para el tamizaje:

  • del VIH,
  • de la hepatitis B y C,
  • de infecciones de transmisión sexual,
  • ciertos cánceres relacionados con el virus del papiloma humano (VPH).

En los países participantes, nuestras organizaciones comunitarias realizan las pruebas entre pares en los centros de salud o fuera de ellos, con total confidencialidad y seguridad. Nuestros activistas disponen de todo el equipo de protección necesario para realizar las pruebas respetando los gestos de la barrera. En los países en los que, por el contrario, siguen existiendo restricciones a la circulación y al contacto, existen otras soluciones, como el envío de autopruebas de detección del VIH a domicilio.

Semana Internacional de la Prueba: una primera edición exitosa

En noviembre de 2020, Coalition PLUS organizó por primera vez la Semana Internacional de la Prueba, como extensión de la Semana Europea de la Prueba. Un total de 35 miembros y socios de la Coalición PLUS de 32 países participaron en el evento, lo que supuso un total de :

  • casi 14.000 pruebas de VIH, de las cuales el 2,6% fueron positivas
  • más de 5.000 pruebas del VHB, de las cuales el 5,2% fueron positivas
  • casi 5.000 pruebas del VHC, de las cuales el 3,8% fueron positivas

COVID-19: Proyecciones en caída libre

La crisis sanitaria relacionada con la pandemia de COVID-19 ha ralentizado considerablemente la respuesta al sida. Por ejemplo, según el último informe del Fondo Mundial, en 2020 sólo 8,7 millones de personas recibieron servicios de prevención del VIH. Esto corresponde a una disminución del 11% en comparación con 2019. Las pruebas del VIH han disminuido un 22% en todo el mundo.

Semana Internacional de la Prueba: ¡Infórmese y tome medidas para detener las epidemias!

Cualquiera que sea la infección, conocer tu estado, positivo o negativo, es esencial para cuidarte a ti mismo… ¡y a los demás! Al hacerse la prueba puede acceder al tratamiento y la atención. La salud está en sus manos, ayuda a controlar las epidemias.

Por ejemplo, si la prueba del VIH es negativa, es posible utilizar la PrEP (profilaxis previa a la exposición), un tratamiento muy eficaz para prevenir la infección. Por el contrario, si la prueba del VIH es positiva, la persona sometida a la prueba puede ser remitida y acompañada inmediatamente a un centro de salud. Allí puede recibir medicamentos antirretrovirales y ser vigilado para controlar la carga viral. Con un tratamiento eficaz, una persona que vive con el VIH no transmite el virus. 

Por último, tras una prueba positiva de hepatitis C, ahora es posible acceder a los innovadores medicamentos antivirales de acción directa, que permiten una curación completa en tres meses.

Comunidades marginadas: alta vulnerabilidad al VIH/SIDA y a la hepatitis viral

Así pues, las pruebas son el primer paso para acabar con el sida y la hepatitis vírica. Pero todavía estamos muy lejos. En la actualidad, 1 de cada 6 personas que viven con el VIH en el mundo no conoce su estado. En cuanto a la hepatitis C, 4 de cada 5 personas infectadas no están diagnosticadas. 

El acceso a las pruebas puede ser especialmente complicado para las denominadas « poblaciones clave », como los hombres homosexuales y bisexuales, las personas que se inyectan drogas, las personas trans y los trabajadores del sexo. Aunque estas personas y sus parejas sexuales representan ⅔ de las nuevas infecciones por el VIH, un tercio de ellas no conoce su estado serológico. Esto se debe a la estigmatización, la discriminación y las desigualdades que alejan a las poblaciones más vulnerables de las pruebas y la atención, y las privan de un acceso vital a las innovaciones terapéuticas.

La detección comunitaria, una estrategia de prevención ganadora

Más allá de la prueba en sí, la Semana Internacional de la prueba es una oportunidad para que nuestros activistas lleguen al público, especialmente en sus propias comunidades. El objetivo es enseñar a las personas las herramientas de prevención a disposición, incluidas las pruebas, y dialogar sobre su salud sexual.

Nuestra experiencia demuestra que en cuanto sean formadas en las tareas biomédicas requeridas, las personas de las poblaciones más expuestas al VIH, la hepatitis viral y las ITS, están en mejor posición para diagnosticar a sus pares! Porque comprenden sus necesidades y realidades de vida, les ofrecen un entorno seguro y sin prejuicios. Además, este enfoque complementa la atención en el sistema tradicional de salud. Independientemente del resultado de la prueba, estos trabajadores de salud comunitaria pueden acompañar a las personas diagnosticadas al sistema de salud, dependiendo de los problemas que encuentren. Lamentablemente, no siempre se reconoce el verdadero valor de esta experiencia. Esto debe cambiar.

Socios de la Semana Internacional de la Prueba

La Semana Internacional de la Prueba está cofinanciado por la Agencia Francesa de Desarrollo. La Semana Internacional de la Prueba recibe el apoyo de “L’Initiative”, implementada por “Expertise France”.